Nivel del mar

El nivel del mar ha cambiado a lo largo de la historia de la Tierra. Durante la última era glacial, el nivel del mar era mucho más bajo de lo que lo es hoy debido fundamentalmente a que el agua estaba congelada y acumulada en la tierra. Actualmente el nivel del mar está subiendo y el principal culpable es el calentamiento global.

El nivel del mar ha cambiado a lo largo de la historia de la Tierra. Durante la última era glacial, el nivel del mar era mucho más bajo de lo que lo es hoy debido fundamentalmente a que el agua estaba congelada y acumulada en la tierra. Actualmente el nivel del mar está subiendo y el principal culpable es el calentamiento global.

¿Qué procesos afectan al nivel del mar? ¿Cuánto está subiendo el nivel del mar?

Los datos geológicos muestran que, en los últimos 6000 años, el nivel del mar ha ascendido de media, entre 0.5 y 1.0 mm al año. La subida del nivel del mar varía según la localización, ya que la tierra puede estar subiendo o bajando como respuesta a la pérdida de hielo que tuvo lugar al final de la última era glacial. Sin embargo, la expansión del agua a medida que se va calentando y las aportaciones procedentes del hielo que se derrite, han provocado por lo general, una subida del nivel del mar. En los últimos 3000 años, el nivel del mar ha ascendido lentamente, de 0.1 a 0.2 mm anuales de media. Durante el siglo XX, este índice ha crecido de nuevo y actualmente es unas 10 veces más rápido, entre 1.0 y 2.0 mm anuales. Por cada centímetro que sube el nivel del mar, se pierde en el mar cerca de un metro de costa.

Aunque la mayoría de la gente cree que el nivel del mar crece debido exclusivamente al hielo que se derrite en el mar, el factor más importante es simplemente que la densidad del agua disminuye a medida que se va calentando. Esto provoca que el volumen de agua sea mayor, proceso que se conoce como expansión térmica. Como el océano es como un lavabo, la única respuesta ante el aumento de volumen es la subida del nivel del mar.

1. El aumento de temperatura disminuye la densidad del agua. Esto provoca que aumente su volumen. Como el océano es como un lavabo, la única respuesta ante este cambio de volumen es la subida del nivel del mar. El resultado final son inundaciones. Autor: Lucinda Spokes.

El que se derrita el hielo que está sobre la tierra es el segundo factor importante en la subida del nivel del mar (cuando se derriten los icebergs que flotan en el mar, no afecta al nivel del mar, es un ejemplo del Principio de Arquímedes). ¡Si se derritieran todas las placas de hielo de la Antártida y de Groenlandia, el nivel del mar ascendería 70 metros! Esto significa que cuando se dan pequeños cambios de volumen pueden provocar grandes efectos en el nivel del mar. Incluso los glaciares y superficies de hielo, mucho más pequeños, en el resto de la Tierra contienen agua suficiente como para provocar una subida del mar de medio metro.

El Principio de Arquímedes dice "Todo objeto que está total o parcialmente sumergido en el agua experimenta una fuerza vertical hacia arriba igual al peso del agua desalojada".

Aunque las grandes placas de hielo de la Antártida contienen enormes cantidades de agua, no creemos que estén contribuyendo mucho a la subida del nivel del mar del último siglo. Con el calentamiento global, no hace suficiente calor en verano como para que se derrita el hielo. El calentamiento global parece que provoca que nieve más, que haya más hielo y que por tanto, disminuya el nivel del mar. Se han realizado numerosos estudios en las placas de hielo del Oeste de la Antártida, y por sí solas, contienen agua suficiente como para aumentar el nivel del mar unos seis metros. Recientemente se han desprendido grandes trozos de la Placa Larsen, que flota sobre el océano, por lo que nos preocupa que esto provoque que las grandes placas de hielo que están sobre la Antártida sean menos estables, haciendo que se desprendan al mar y provoquen enormes subidas del nivel del mar.

2. Imagen de satélite de la NASA en colores reales. Placa de Hielo Larsen B, en la parte de arriba de la Península Antártica. El color azul muestra las zonas derretidas formando estanques sobre la superficie. En febrero de 2002, se desintegró una zona de 3250 km2. ¡La cantidad de hielo desprendida era de unas 720 millones de toneladas!

Las temperaturas de verano en Groenlandia son lo suficientemente altas como para que partes de los casquetes de hielo se derritan, por lo que es probable que estas regiones contribuyan más que la Antártida a la subida del nivel del mar.

Si se modifica la cantidad de agua almacenada en la tierra tanto en pantanos como subterránea, también es probable que se altere el nivel del mar, pero por el momento no estamos muy seguros.

Los modelos informáticos pronostican que el nivel del mar continuará subiendo en el próximo siglo. Todavía existen enormes incertidumbres, la mayoría de ellas debido a que no tenemos datos de temperaturas a largo plazo de todo el mundo para evaluar nuestros modelos. Sin embargo, las mejores predicciones afirman que el nivel del mar ascenderá entre 11 y 77 centímetros al final del siglo XXI. Aunque existen grandes variaciones en estas estimaciones, todos los estudios apuntan a que la subida del nivel del mar no será igual en todo el mundo.

¿Cuáles son las consecuencias de que aumente el nivel del mar?

Por cada centímetro que ascienda el mar, se pierde en el mar un metro de tierra. Las consecuencias de esto son enormes.

  • La mayor parte de la población humana vive cerca del mar. En Bangladesh, por ejemplo, 17 millones de personas viven a menos de un metro sobre el nivel del mar.
  • Las inundaciones extensivas son una gran amenaza para la salud del hombre. Gran cantidad de gente morirá y otros tantos se trasladarán fuera de las regiones inundadas, especialmente en los países en vías de desarrollo, donde aumentará el riesgo de propagación de enfermedades. Es probable que exista una reducción en la calidad y cantidad de agua dulce, lo que afectará aún más a la salud del hombre.
  • Es probable que se pierdan importantes comunidades biológicas debido a que algunas especies no serán capaces de adaptarse lo suficientemente rápido a los cambios de salinidad o a la pérdida de cubierta de hielo.
  • Las regiones costeras son importantes como puertos, para la pesca, agricultura y el turismo. La defensa contra inundaciones evita las variaciones naturales de la línea de costa y protege tales actividades de gran importancia económica. Sin embargo, en caso de que fallen tales barreras pueden provocar como consecuencia serias inundaciones.

Sobre esta página:
Autor: Lucinda Spokes - Environmental Sciences, University of East Anglia, Norwich - U.K.
1. Revisión científica: Dr. Julian Andrews - Environmental Sciences, University of East Anglia, Norwich - U.K.
2. Revisión científica: Prof. Chris Vincent - Environmental Sciences, University of East Anglia, Norwich - U.K.
Revisión educativa:
Última actualización: 2004-06-22 by EU

Last modified: Thursday, 23 August 2018, 6:34 PM