¿De dónde vienen las emisiones?

De los gases de efecto invernadero que emitimos, el CO2 es el mayor causante del aumento del efecto invernadero, producido por el hombre. No sólo emitimos cantidades enormes de CO2, además éste tarda mucho tiempo en desaparecer de la atmósfera tras ser emitido. Desde la Revolución Industrial, el hombre ha emitido grandes cantidades de CO2 mediante el consumo de combustibles fósiles, tales como carbón, petróleo, gasolina y gases naturales.

Los combustibles fósiles son los más importantes

Casi todas las emisiones de CO2 que produce el hombre proceden del consumo de combustibles fósiles - carbón, petróleo y gas natural. Los combustibles fósiles se forman a partir de plantas y animales que murieron hace millones de años y se encuentran a gran profundidad bajo el fondo del océano. Al quemar tales combustibles, además de energía se libera CO2.

1. FUENTES DE EMISIÓN DE CO2 PROCEDENTE DE COMBUSTIBLES FÓSILES: Imágenes de todos los países europeos, excepto aquéllos que pertenecieron a la antigua Unión Soviética, en 1995. Fuente: Edgar database (pincha para aumentarla, 35 kB)

Aunque la mayoría de las emisiones de CO2 proceden de fuentes naturales, como la descomposición vegetal, las emisiones de la actividad humana son las que crean el desequilibrio que lleva al calentamiento global. Esto se debe a que las emisiones de la naturaleza forman parte de un ciclo en el que el carbono rota por la atmósfera, los océnanos y la vegetación. Por ejemplo, tanto en la descomposición de los árboles como la respiración de los animales y las personas, se emite CO2, mientras que las plantas y árboles vivos absorben cantidades equivalentes de CO2 mediante la fotosíntesis.

Cuando consumimos combustibles fósiles, añadimos una cantidad de carbono a la atmósfera que previamente no formaba parte del ciclo , ya que ese carbono procede de profundos depósitos bajo el fondo de los océanos, que si no se hubiera utilizado, permanecería almacenado para un futuro previsible. Esta combustión de carbón, petróleo y gas, añade más carbono al ciclo, lo que crea un excedente de CO2 que permanece en la atmófera durante mucho tiempo.

2. COMBUSTIBLES FÓSILES: Central eléctrica que produce electricidad a partir de carbón. Foto: Corel Gallery

Las deforestaciones también contribuyen

La quema de madera y otros tipos de biomasa (organismos muertos) también aporta cantidades considerables de CO2. Sin embargo, si se dejan crecer nuevas plantas y árboles en el lugar del bosque o vegetación que han sido quemados, las nuevas plantas absorberán tanto CO2 como el que ha sido liberado en la combusitión. Así, el ciclo puede recuperar el equilibrio.

Por otro lado, las deforestaciones permanentes crean un desequilibrio e incrementan el efecto invernadero de muchas formas. La deforestación es la tala de los árboles - para su venta, para el uso de madera como combustible o para convertir una zona forestal en una explotación agraria o zona de pasto - sin reponer los árboles perdidos con otros nuevos. Tanto si los árboles talados se queman como si se deja que descomponer de forma natural, emiten CO2. Si no se plantan nuevos árboles, no hay nada que absorba el carbono emitido por los que fueron talados, lo que aumentará la cantidad de CO2 en la atmósfera.

3. BOSQUES: Los árboles vivos toman CO2 de la atmósfera, mientras que la madera quemada o la descomposición emiten de nuevo el CO2 . Por tanto, si se cortan los árboles sin reemplazarlos por otros nuevos, aumentará la concentración de CO2 en la atmósfera. Si la madera se utiliza como material de construcción, la emisión de CO2 puede retrasarse hasta que se levante la casa. Foto: The NOAA Photo Library

El metano también es culpable

Mientras que el CO2 es el gas de efecto invernadero más importante - principalmente porque hay mucha cantidad - no es el único gas de invenadero que nos debe preocupar. El metano (CH4) es también un gas invernadero muy potente, aunque tiene un tiempo de vida más corto que el CO2 . Igual que el CO2 , el metano procede tanto de fuente naturales como artificiales. Las fuentes naturales incluyen la descomposición de la madera y zonas encharcadas, mientras que las actividades humanas que emiten metano incluyen agricultura, ganadería y los vertederos. Existen otros gases de efecto invernadero que también influyen en el cambio climático producido por el hombre. Entre ellos se encuentra el óxido nitroso (N2O) y diversos compuestos sintéticos de la industria que contienen flúor (se conocen como HFCs, PFCs y SF6).

Los países ricos son los que más emiten

Los mayores emisores de gases de efecto invernadero son los países ricos e industrializados como los países de la UE y los Estados Unidos. Las emisiones per cápita en un país rico son varias veces más grandes que las emisiones per cápita en un pais pobre (ver Figura 4). Sin embargo, a medida que los países más pobres desarrollan e mejoran su calidad de vida es probable que experimenten un crecimiento tremendo en las emisiones. Hoy en día, China es el segundo país con mayores emisiones (después de EEUU). India ha aumentado sus emisiones en un 50% desde 1990, situándose en el sexto puesto. De todas formas falta mucho para que los países en vías de desarrollo alcancen las emisiones per cápita de los países ricos.

4. EMISIONES: Las columnas muestran las toneladas de CO2 que se emiten por persona (per cápita) en algunos países. Fuente: IEA (pincha para verlo más grande, 29 kB)


Autor: Camilla Schreiner - CICERO (Center for International Climate and Environmental Research - Oslo) - Noruega.
Supervisores científicos: Andreas Tjernshaugen - CICERO (Center for International Climate and Environmental Research - Oslo) - Noruega - 2004-01-20 and Knut Alfsen - Statistics Norway - Noruega - 2003-09-12.
Revisión pedagógica: Nina Arnesen - Marienlyst school in Oslo - Noruega - 2004-03-10.
Última actualización: 2004-03-27.

Last modified: Thursday, 20 September 2018, 4:03 PM