Ejemplo 1: Europa

¡Europa se está inundando!

Julio de 2002: Soldados, policías y voluntarios cargan sacos de arena para construir presas en Praga (capital de la República Checa), y la ciudad alemana de Dresden. El agua está subiendo peligrosamente en el río Vltava en Checoslovaquia y en el río Elbe en Alemania después de unas fuertes lluvias. El Danubio y algunos afluentes también están creciendo desbordánse por las orillas. Cientos de miles de personas deben evacuar sus casas antes de que se inunden.

Mientras tanto el debate surge en el periódico, la televisión y la radio: ¿esto es un signo del cambio climático provocado por el hombre? Nadie sabe con seguridad si este suceso determinado puede achacarse a las emisiones del hombre de CO2 y otros gases de efecto invernadero, porque siempre ha habido inundaciones y climatología extrema. Pero cuando el mundo llegue a ser más cálido, según los expertos, este tipo de climatología llegará a ser habitual.

1. INUNDACIÓN: Las calles se convierten en ríos. Foto: Corel Gallery

La recogida
Al equipo de rescate le importa poco las causas de la inundación; están más preocupados por sobrellevarla. En algunos lugares el agua está subiendo un metro por hora, ¡tienen que darse prisa!. A las ciudades llegan camiones cargados con sacos de arena. También se están usando chapas de hierro de varios metros de altura para contener el agua. Se están instalando bombas hidráulicas para bombear el agua de vuelta hacia el río. En los museos, se están vaciando los sótanos de artículos de valiosos antes de que se inunden. Helicópteros militares transportan pacientes a hospitales donde estarán más seguros.

Tanto en pequeñas como en grandes ciudades a lo largo del río, la gente recoge sus maletas y sus coches e intentan asegurar sus casas como pueden antes de escapar de las crecientes aguas. Algunos van a casas de amigos o parientes. Otros se juntan en grandes tiendas de campaña esperando a que baje de nuevo el nivel del agua. En un pueblo, la gente está trepando a los tejados, tienen una larga espera para la evacuación. Algunos se intentan salvar utilizando una balsa, pero ésta vuelca.

Mientras tanto, el equipo de rescate tiene dificultades para actuar en las zonas donde la inundación está peor. Las señales de radio y televisión, así como la electricidad, se han ido en gran parte de la zona; las carreteras y los puentes están siendo arrastradas por el agua, y se tienen que utilizar barcas como transporte. En algunos lugares es peligroso cruzar el río incluso en barca.

Las autoridades recominendan que la gente guarde agua y comida. ya que muchos almacenes permanecerán cerrados. Las barcas que se han soltado de sus amarres se deben volar para evitar que destruyan puentes río abajo.

Los mayores ríos de Europa se han inundado siempre de vez en cuando. Pero los niveles de los ríos Vltava y Elbe alcanzaron alturas récord en 2002. En algunos lugares, el nivel del agua subió más de diez metros. Los accidentes relacionados con las inundaciones causaron veinte muertos en Alemania y nueve en Checoslovaquia. Los daños materiales fueron del orden de billones de euros.

2. INUNDACIÓN: Imágen de satélite del río Elbe en agosto de 2000 y agosto de 2002 (tras la inundación). Foto: NASA (pincha encima para verla más grande, 195 kB)

Asegurado por debajo del valor real
Las consecuencias de tal suceso se pueden apreciar después de mucho tiempo. La gente tarda en volver a mudarse a sus casas e incluso el río tarda en recuperar sus niveles normales, todavía hay agua en las paredes, suelos y en la tierra. La gente no puede volver a sus casas hasta que no estén seguros de que la electricidad y los cimientos no están dañados. Los agricultores que viven lejos del río se quejan de que el agua ha arrastrado sus cosechas y el suelo. A medida que se va secando el agua, se presenta otro problema: muchos de los afectados por la inundación no tenían seguro y no pueden costearse la reparación de sus casas y sus comercios. Este fue el caso de Alemania, cuyo gobierno prometió ayudas federales para los que las necesitaran.

Escenas como ésta - la inundación del verano de 2002 - pueden llegar a ser más comunes en en futuro. Con el calentamiento global, podemos esperar inundaciones más intensas y más frecuentes en los grandes ríos como el Vltava, Elbe, Rhin y Danubio así como en sus afluentes, debido a las lluvias crecientes que se esperan en gran parte de Europa (aunque el sur pueden llegar a ser incluso más seco). Inundaciones continuas pueden causar daños del orden de billones de euros. Para adaptarse, sería necesario trasladar las zonas de residencia y los comercios, cambiar las prácticas agrícolas y construir nuevos canales, presas y sistemas de drenaje. Asimismo, la herencia cultural irremplazable en forma de edificios históricos están en peligro si el agua llega con fuerza a las calles de la ciudad. Si miras un mapa de Europa, verás que la numerosas capitales europeas y grandes ciudades se encuentran al lado de grandes ríos.


Autor: Camilla Schreiner - CICERO (Center for International Climate and Environmental Research - Oslo) - Noruega.
Supervisores científicos: Andreas Tjernshaugen - CICERO (Center for International Climate and Environmental Research - Oslo) - Noruega - 2004-01-20 and Knut Alfsen - Statistics Norway - Noruega - 2003-09-12.
Revisión pedagógica: Nina Arnesen - Marienlyst school in Oslo - Noruega - 2004-03-10.
Última actualización: 2004-03-27.

Last modified: Thursday, 20 September 2018, 4:26 PM