Contribución de la agricultura a los gases de efecto invernadero.

Contribución de la agricultura a los gases de efecto invernadero.

En las últimas décadas ha habido una importante intensificación de la agricultura en todo el mundo, ahora mismo, los campos de producción son tan grandes y la producción es tan alta que es difícil imaginar una agricultura sin máquinas y sin pesticidas.

Aunque el dióxido de carbono (CO2), el óxido nitroso (N2O) y el metano (CH4) sean gases que aparecen en la atmósfera de forma natural, su aumento desproporcionado en las últimas décadas está provocado principalmente por las actividades humanas.

La contribución de la agricultura al CO2 emitido por las actividades humanas es del 15-20%del total.

Todas estas moléculas son algunos de los llamados gases de efecto invernadero (GEI), ya que son los principales causantes del efecto invernadero sobre el planeta. Más información sobre el efecto invernadero en el capítulo de "la atmósfera"

1. Contribución a los gases de efecto invernadero desde las distintas actividades humanas.
Marta Moneo.
Datos obtenidos de FAO

Uso de combustibles fósiles.

La agricultura intensiva moderna necesita un aporte de energía mucho mayor que el que necesitaba la agricultura tradicional, esto se debe a que se apoya mucho en el uso de maquinaria para casi todas las operaciones (el arado, cosechado, transporte del grano o el uso de pesticidas). El 17% de toda la energía que se usa en Estados Unidos, es consumida por los sistemas de producción de alimetos (6% en la producción agrícola, 6% en el procesado y empaquetado y el 5% en distribución y preparado), esto significa un uso al año de unos 1500 litros/persona de petróleo sólo para comer.

2. Toda la maquinaria agrícola hace uso de combustibles fósiles.
Foto: USDA. NRCS

CO2 en los suelos y los bosques

No sólo el uso de combustibles fósiles emite gases de efeco invernadero a la atmósfera. El arado intensivo de los suelos agrícolas y la deforestación son métodos muy efectivos para aumentar esas emisiones.Los bosques y los suelos son importantes sumideros de CO2, se llaman así porque son capaces de almacenar grandes cantidades de este gas que son emitidas desde otras fuentes.

Los bosques. Como hemos visto ya, la vegetación necesita CO2 para crecer (a través de la fotosíntesis), este CO2 queda almacenado en sus estructuras y, como puedes imaginar, los árboles pueden almacenar mucho más CO2 que las plantas pequeñas, además los bosques mantienen un nivel de humedad en el ambiente bastante alto y ésto también ayuda en la función de almacenaje. La corta de masas boscosas disminuye la posibilidad de almacenamiento de CO2, no sólo por los árboles cortados sino también por la vegetación asociada y el descenso de humedad, además la descomposición de los restos de materia orgánica libera grandes cantidades de CO2 . Se atribuye a la deforesación casi el 15% de todas las emisiones de GEI.

El suelo también es un importante sumidero, ya que mantiene una cantidad enorme de materia orgánica (formada por Carbono principalmente). El arado intensivo y agresivo de las tierras de cultivo libera este carbono en forma de CO2 muy deprisa. Cuando se remueve el suelo se permite la entrada de Oxígeno que reacciona con el Carbono de los restos de plantas y animales y se libera mucho CO2.

Cambios de tamaño de los bosques tropicales entre 1990 y 1995

Cambio anual

(millones de ha)

[%]

Africa Tropical

-18.5

-0.7

Asia Tropical

-15.3

-1.1

America Tropical

-28.5

-1.3

Reducción mundial de los bosques (Fuente: FAO 1997) Cambios de tamaño de los bosques tropicales entre 1990 y 1995 (Cambio anual, millones de ha y %)

Puedes hacerte mejor idea de lo que suponen estas cifras sabiendo que 30 millones de hectáreas es el tamaño aproximado de paises como Italia, Polonia o Noruega.

N2O y CH4 de los residuos agrícolas.

El óxido nitroso se produce a partir de diferentes fuentes desde el suelo, el agua o los residuos agrícolas. Durante los dos últimos siglos, las actividades humanas han aumentado la prodción de N2O en un 13%.

Las principales fuentes de emisión son la quema de combustibles fósiles, como para el CO2, el manejo de los suelos agrícolas, fuentes industriales y el uso de fertilizanes que contengan N2, que además produce efectos secundarios sobre la salud humana y de los ecosistemas.Las principales fuentes de CH4 son: el ganado rumiante y el cultivo del arroz. Las emisiones de GEI producidas por la cría de ganado son muy diferentes de un sitio a otro ya que dependen de las especies que se crien, su dieta, tipo de almacenamiento y las condiciones ambientales de cada sitio.

Las emisiones de todos estos gases no han sido medidas en un periodo de tiempo suficientemente largo y los científicos no pueden estar seguros del comportamiento de esos gases en distintas condiciones ambientales, así que aún hay mucho trabajo que hacer en este campo.

Arroz y producción de CH4

Por qué es el arroz una fuente tan importante de metano? Esta molécula (CH4) es producida por organismos muy pequeños, casi microscópicos que viven en el agua (estas condiciones de vida se llaman “anaerobias” porque hay concentraciones de oxígeno muy bajas).Probablemente ya sabes que el arroz es uno de los cultivos más importantes del mundo y se cultiva en campos inundados que contienen muchos organismos anaerobios productores de CH4. Las fuentes agrícolas de CH4 suponen un total de un tercio del total que la atmósfera es capaz de absorber.

3. Cultivo del arroz en Filipinas.

¿Qué puede hacer la agicultura para reducir las emisiones de GEI?

Como acabamos de ver, la agricultura es una gran productora de GEI, pero esto pude cambiarse con un poco de esfuerzo. Pueden adoptarse prácticas que ayuden a mantener el almacenaje de CO2 en el suelo, los cultivos o los árboles, como puede ser el uso de un arado menos agresivo y la detención de la deforestación para obtener más tierras de cultivo.

Otras reducciones pueden conseguirse en el uso de combustibles fósiles, aunque en este campo es bastante difícil actuar. En general, el uso de técnicas menos agresivas (disminuir el uso de productos químicos a la cantidad justa para que sean efectivos) permitiría una agricultura mucho más limpia.

El cultivo en seco de arroz sería una solución para la emisión de metano, pero los rendimientos disminuirían increiblemente, así que no parece una solución adecuada. Por otro lado se podría pensar en un cambio de la variedad de arroz que se cultiva, la mejor gestión del agua o el uso de aditivos para el suelo que ayuden a aumentar el rendimiento.

Autor: Marta Moneo -Universidad politécnica de Madrid - España
1. Revisión científica: Ana Iglesias - Universidad politécnica de Madrid - España
2. Revisión científica: Mónica García - Universidad politécnica de Madrid - España
Revisión educativa: Emilio Sternfeld - Colegio Virgen de Mirasierra - España
Última modificación: 26/01/04

Last modified: Wednesday, 29 January 2020, 8:19 PM