Transformación y eliminación

Una vez que son emitidas, las partículas permanecen en la atmósfera más o menos una semana. Pero antes o después tienen que ser eliminadas. Existen dos salidas posibles: la deposición seca y la deposición húmeda.

Sin embargo, antes de que las partículas alcancen la superficie de la Tierra por procesos naturales, su tamaño, concentración y conposición química puede cambiar a través de diversos mecanismos.

Evolución de las partículas en la atmósfera

Existen diversos mecanismos que pueden hacer que los parámetros físicos y químicos de una partícula cambien.

Debido al continuo movimiento de las partículas muy a menudo se producen choques entre unas y otras que hacen que se queden pegadas y se formen partículas cada vez más grandes. La coagulación consiste en la desaparición de partículas pequeñas que juntas forman partículas mayores.

El vapor de agua puede condensar sobre partículas y por lo tanto las partículas siguen creciendo mientras continúa la aglomeración.

1. Proceso de coagulación. Autor: J Gourdeau.

La nube: el gran laboratorio

Los aerosoles juegan un papel importante en la formación de las nubes. Ya conoces el proceso por el cual se forman las nubes: el vapor de agua se condensa sobre los núcleos de condensación (CCN), algunas de las partículas que forman estos núcleos de condensación pueden disolverse con la ayuda del agua condensada y formar gotas. Dentro de una gota se dan reacciones químicas exactamente igual que dentro de un tubo de ensayo en un laboratorio.

Probablemente te has fijado en que una nube no siempre produce lluvia. Las gotas pueden evaporarse en vez de crecer lo suficiente como para convertirse en gotas de agua. Las partículas resultantes depués de la evaporación pueden ser diferentes a las que había antes, tanto física como químicamente (puede haber cambiado el tamaño de la partícula). Por lo tanto una misma partícula puede estar implicada en numerosos procesos de condensación - evaporación - condensación - evaporación antes de ser eliminada de la atmósfera definitivamente.

Esta transformación de los aerosoles en las nubes se llama procesamiento de las nubes

2. Las partículas contenidas en una gota pueden cambiar durante los procesos de condensación (1) y evaporación (2). Autor: J. Gourdeau.

La salida de las partículas de las nubes: deposición

Las partículas pueden desaparecer de la atmósfera cayendo sobre la superficie y sin la intervención del agua, este mecanismo se llama deposición seca. En cambio, cuando las partículas son retiradas de la atmósfera asociadas a gotas de agua que favorecen su descenso (lluvia, nieve...) llamamos a este proceso deposición húmeda

La forma más simple de deposición seca es la caída de las partículas por gravedad hasta la superficie, este proceso se llama sedimentación y normalmente afecta a las partículas de más peso, por eso las partículas más grandes se encuentran siempre cerca de la fuente donde se producen. La sedimentación marca el límite del tamaño de partículas que la atmósfera puede sostener, de forma que las más grandes serás sedimentadas mientras que las más pequeñas podrán ser mantenidas por el aire.

La deposición seca esta fuertemente relacionada con los movimientos atmosféricos, como el viento, que puede transportar partículas incluso miles de kilómetros desde su lugar de origen. Este sería el caso de los vientos que llegan a veces hasta las Islas Canarias cargados de arena del desierto del Sahara y que provocan días de tormentas de arena.

dust storm

3. Source: NOAA Library

La deposición húmeda se da en presencia de agua atmosférica, en el interior de las nubes o por debajo de ellas.

Dentro de las nubes una fracción de los aerosoles actúa como núcleos de condensación formando gotas de agua. Cuando comienza a llover estas partículas descienden con las gotas de agua o lo que es más, las gotas de agua pueden además atraer a otras partículas suuspendidas en el aire en su camino descendente y también eliminarlas de la atmósfera.

4. Está lloviendo.... Fuente: www.freefoto.com

Para terminar podemos decir que la deposición húmeda es un buen mecanismo para limpiar la atmósfera, fíjate por ejemplo en los parabrisas de los coches después de una tormenta. Muchas veces están cubiertos de polvo mojado ¿verdad? o mira al cielo después de llover...¿no lo ves todo mucho mejor?

Sobre esta página...
Autor: J. Gourdeau, LaMP Clermont-ferrand, France.
Supervisor científico: Dr Maud Leriche, CNRS LaMP, France.
Fecha de elaboración: 03-12-2003

Modifié le: mercredi 5 septembre 2018, 14:10