¿Por qué es la sequía una cuestión tan importante para los países del Mediterráneo?

¿Por qué es la sequía una cuestión tan importante para los países del Mediterráneo?

Pluviosidad variable

Los climas mediterráneos, con veranos cálidos y secos, e inviernos fríos y húmedos, se encuentran entre los más variables del mundo. Los problemas recurrentes de sequía afectan a menudo a todo un país durante varios años y muchas veces provocan serios problemas sociales.

En general, las precipitaciones se concentran entre octubre y marzo (regiones meridionales como Argelia o Marruecos) o abril (regiones septentrionales como Portugal o Italia). La temperatura media en esta zona disminuye a mayor altitud y latitud. El tiempo está caracterizado por una gran variabilidad interanual. Las precipitaciones estivales (junio, julio y agosto) están muy por debajo de los 100 mm en todas las regiones, excepto en las zonas del nordeste (Norte de España y Portugal). En general, el periodo seco también muestra la mayor variabilidad interanual.

En cada estación el abastecimiento de agua debe ajustarse a la demanda. Durante periodos de sequía la falta de disponibilidad de agua acarrea conflictos entre usuarios de agua así como disputas transfronterizas.

1. Climogramas de Lérida y Almería
De: CEDEX

Las cifras muestran la distribución de la precipitación, temperatura y radiación solar en dos regiones diferentes de España.

Lérida es una región del Nordeste del país y está caracterizada por grandes diferencias de temperatura entre verano e invierno y una distribución uniforme de precipitación que aumenta en primavera y otoño y que desciende a niveles mínimos durante los meses de verano.

Almería es otra región de España a una distancia de Lérida de aproximadamente 500 km. Hay grandes diferencias en la cantidad y distribución de la precipitación como nos indica el gráfico. Además también hay diferencias de temperatura, que sin embargo es más uniforme durante todo el año en esta localidad. La precipitación aquí es muy baja, sobretodo en los meses de verano, llegando a ser insignificante.

Agricultura

En el Mediterráneo la agricultura es el sector que mayor superficie ocupa (más del 50% de la superficie total) y el que más agua consume (más del 80% de la demanda total de agua en los países del sur del Mediterráneo y más del sesenta por cien en los países del norte de Europa). Existe la percepción de que los efectos adversos de la sequía están asociados a las actividades agrarias.

La sequía afecta a la producción de alimentos y a la seguridad alimentaria. Las culturas mediterráneas han estado practicando la agricultura durante varios milenios y los agricultores son muy conscientes de los impactos negativos de la sequía. La agricultura de regadío que se practica en la región se ha ampliado mucho para alcanzar los objetivos de producción, encontrando mayores problemas durante los periodos de sequía. Las relaciones que existen entre el agua y la producción de alimentos en la región son el objeto de una atención cada vez mayor por parte de los expertos, quienes empiezan a englobar las realidades de la disponibilidad del agua de hoy y del futuro.

2. Utilización del agua en los distintos sectores en España y Noruega
Adaptado de AQUASTAT, FAO

Las cifras muestran las distintas distribuciones del uso del agua para dos países europeos, uno en el norte de Europa y el otro en la cuenca Mediterránea.

Como se ha mencionado antes en el texto, hay países como España que utilizan la mayor parte del agua para la agricultura, mientras que en Noruega, la industria que más uso hace del agua. También es importante resaltar que la cantidad total de agua utilizada en España es aproximadamente 18 veces la que se usa en Noruega.

En esta segunda figura comparativa, está claro que España sólo puede acceder a la cuarta parte del total de agua disponible en Noruega, pero por otro lado, se utiliza mucha más agua en España que en Noruega, una situación que agrava los problemas de disponibilidad y uso del agua.

3. Uso del agua en Noruega y España
Adaptado de AQUASTAT, FAO

Cuestiones sociopolíticas

En el Mediterráneo, el clima es un componente esencial del capital natural y constituye un elemento importante en el desarrollo sostenible. El agua no sólo es un elemento socioeconómico principal sino también un elemento cultural esencial. En consecuencia, los debates sobre políticas relacionadas con el agua han sido y seguirán siendo apasionados.

Se conocen medidas efectivas para hacer frente a la escasez pero son difíciles de aplicar debido a la gran diversidad de personas implicadas y a los medios inapropiados para la negociación de nuevas políticas. Cualquier esfuerzo que se realice para mejorar la comunicación entre la comunidad científica y los responsables de la toma de decisiones aportará grandes beneficios para el futuro de la gestión del agua en la región.

Los impactos sociales de la escasez de agua en el Mediterráneo (debido a la gran variedad de usos e intereses con respecto al agua) se están incrementando y se agravarán como hemos comentado anteriormente. Otra causa de preocupación son los impedimentos culturales a las restricciones en el uso del agua.

Autor: Marta Moneo -Universidad politécnica de Madrid - España
1. Revisión científica: Ana Iglesias - Universidad politécnica de Madrid - España
2. Revisión científica: Mónica García - Universidad politécnica de Madrid - España
Revisión educativa: Emilio Sternfeld - Colegio Virgen de Mirasierra - España
Última modificación: 26/01/04

Sist endret: fredag, 31. januar 2020, 18:16